Skip to content Skip to main navigation Skip to search
Impeders con retorno RFI

Impeders con retorno RFI

Nuestros impeders de retorno (Return Flow Impeders) se utilizan en aplicaciones que requieren mantener seco el interior del tubo.
Close

Un ejemplo, son los tubos galvanizados (para evitar la aparición de “corrosión blanca”) y tubos de acero inoxidable (para evitar contacto del refrigerante con el área soldada).
 
Disponemos de tubos para impeders cortados a medida e intercambiables, así como ferritas, en nuestro almacén. Ahora, ofrecemos también impeders con retorno (RFI) con nuestros tubos tipo S300WG. Este fluoro-polímero blanco garantiza excelentes propiedades antiadherentes e incrementa la resistencia térmica de la carcasa en casi 100ºC. Los impeders RFI ofrecen las siguientes ventajas, respecto a los impeders sin retorno:

  • Resistentes elementos de montaje fabricados de latón, con máquinas CNC.
  • Tubo interior de latón fijado al acople, para evitar el desprendimiento durante la producción.
  • Tubo para impeders fabricado con material de mayor resistencia térmica.
  • Uso de juntas tóricas de mayor resistencia térmica.
  • Roscas tipo NPT (autosellantes), para garantizar un acople estanco.
  • Ausencia de orificios o elementos fijadores en el tubo.

Ofrecemos diferentes acoples / sistemas de montaje para impeders de retorno.

 

Refrigeración de impeders con retorno

Los impeders con retorno se caracterizan por una elevada resistencia de caudal de refrigeración, por ello se recomienda aplicar una mayor presión de líquido refrigerante. Una presión mínima de 5.5 Bar (80 Psi) garantiza una refrigeración óptima en la mayoría de las condiciones de uso. Las exigencias relativas al flujo y caudal del refrigerante varían en función de la temperatura de entrada, potencia de soldadura, frecuencia y geometría del área a soldar. Se recomienda utilizar un líquido refrigerante limpio y filtrado, al utilizar impeders de retorno. Esto permitirá mantener una menor temperatura en entrada. Probablemente, el uso de impeders de retorno requiera también el montaje de un intercambiador de calor o refrigerador, para garantizar un rendimiento óptimo y prolongar la vida útil del impeder; la temperatura del refrigerante entrante al impeder no debe superar 20ºC/70ºF.